VIOLENCIA BASADA EN GÉNERO

La violencia de género es un problema de derechos que afecta la salud de las mujeres y atenta contra su vida, se basa en las diferencias culturalmente asignadas y las desigualdades históricas en las relaciones de poder entre mujeres y hombres. La violencia de género se reproduce en los diferentes contextos sociales y vulnera tanto a niñas como a mujeres jóvenes y adultas por el simple hecho de ser mujer. (Tuñón E., Tinoco R. y Evangelista A., 2012) Se presenta en diferentes modalidades como es la violencia en el ámbito familiar, laboral y docente, violencia en la comunidad, violencia institucional y violencia feminicida. Y generalmente se manifiesta en una combinación de sus diferentes tipos: psicológica, física, sexual y/o económica.

La violencia de género tiene efectos directos en la salud sexual y reproductiva de las mujeres e impide el disfrute de sus derechos humanos, particularmente los sexuales y reproductivos. Esta situación desencadena una serie de problemas como la presencia de embarazos no deseados a muy temprana edad, complicaciones en el embarazo, muertes maternas, infecciones de transmisión sexual, incluyendo el VIH, además de afecciones graves en la salud mental y lesiones físicas permanentes, llegando incluso a consecuencias mortales como el homicidio y el suicidio.

En México en el 2011, 63 de cada 100 mujeres de 15 años y más declaró haber padecido algún tipo de incidente de violencia, ya sea por parte de su pareja o cualquier otra persona. En Chiapas, también durante el 2011, 4 de cada 10 mujeres de 15 años y más padecieron algún incidente de violencia por parte de su pareja o novio, algún familiar, compañero de escuela o trabajo, alguna autoridad escolar o laboral, incluso por personas extrañas. Además, se estima que durante 2012 y 2013, cada mes fueron asesinadas seis mujeres en el estado de Chiapas, cifra que es preocupante. (INEGI, 2015)

Todas estas situaciones evidencian la necesidad de realizar acciones permanentes para erradicar la violencia de género. En el caso de nuestro país y particularmente en el estado de Chiapas, se requiere que las instituciones de procuración de justicia y de salud de los diferentes órdenes de gobierno, cumplan de manera plena el mandato en la observancia y cumplimiento de la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia en Chiapas y la Norma Oficial Mexicana “NOM-046-SSA2-2005. Violencia familiar, sexual y contra las mujeres. Criterios para la prevención y atención”. Además, es importante que las instancias de educación y organizaciones de la sociedad civil implementen estrategias coordinadas para sensibilizar y educar a mujeres y hombres en materia de equidad de género y derechos humanos con el fin de prevenir la violencia de género y avanzar hacia una cultura de respeto a los derechos de las mujeres.