JÓVENES Y DERECHOS SEXUALES Y REPRODUCTIVOS

En México alrededor de la mitad de la población se encontrará en la edad de incorporarse al área laboral en los próximos años, esta situación requiere de atención ya que en la actualidad el principal problema que enfrenta la juventud es su incorporación al desarrollo del país en condiciones desfavorables debido a varias razones, entre estas: dificultades para incorporarse en el mercado laboral, la falta de vinculación de los jóvenes y su entorno, la formación deficiente y falta de desarrollo de habilidades que contribuyan al desarrollo personal, la escasa educación sexual y reproductiva que se traduce en el incremento de embarazos entre adolescentes. Las principales consecuencias de esta situación son; alta incidencia de pobreza entre la población joven y el incremento de victimización de los jóvenes. Los factores que influyen en estas situaciones es la escasa generación de empleo y la desarticulación ente la oferta y la demanda, entre otros. La falta de habilidades para el desarrollo personal debido a un bajo aprovechamiento académico, deserción escolar y educación deficiente. (INJUVE, 2013)

En México residen 29.9 millones de jóvenes de 15 a 29 años, cifra que representa el 24.9% de la población total en nuestro país (ENAID, 2014), de estos el 36.8% son adolescentes de 15 a 19 años, el 34.1% son jóvenes de 20 a 24 años y el 29.1 tienen entre 25 y 29 años. A pesar de que en el país se han logrado avances en materia de educación al incrementar el promedio y nivel de escolaridad, aun se ve reflejada la falta de oportunidades que tienen las y los jóvenes a la hora de buscar un empleo, la tasa de desocupación de las y los jóvenes de 15 a 20 años es de 8.6% y de jóvenes de 20 a 29 años es de 8.3%, teniendo como principal problema la falta de experiencia laboral. (INEGI, 2015)

El estado de Chiapas es una de las entidades que tiene una proporción de jóvenes con 21.2% por arriba del promedio nacional que es de 18.7, además también forma parte de los estados con la mayor cantidad de jóvenes indígenas. (CONAPO, 2010) En el 2012 Chiapas se encontraba entre los ocho estados que tenían mayor rezago educativo en el país además de Oaxaca, Guerrero, Veracruz y Tabasco entre otros. Además, es uno de los estados con menor desarrollo y mayor pobreza y desigualdad social en comparación con los estados del norte. (INJUVE 2013)

Hablar de los derechos de la juventud conlleva reconocer la condición de sujetos de derecho de la población joven. Pero más aún, implica partir del supuesto de que la juventud reconoce “tener derecho” a decidir sobre su vida y su sexualidad. Las y los jóvenes luchan constantemente por ser reconocidos como sujetos de derecho, que la sociedad los escuche y confié en ellos. Asimismo, es importante que la sociedad reconozca que las y los jóvenes tienen derecho a tomar decisiones sobre su vida y en particular sobre su vida sexual y reproductiva.

El Programa Nacional de Juventud plantea que a la juventud se le debe pensar de manera integral y holística; es decir, considerar que los jóvenes son sujetos activos de las acciones que les afectan. Por tanto, que la participación juvenil permitirá transformar sus condiciones materiales de vida y fortalecer su capacidad personal y comunitaria. (Programa Nacional de Juventud 2014-2018) El gobierno tiene la responsabilidad de garantizar las oportunidades y condiciones para el ejercicio de los derechos y de la ciudadanía de las personas jóvenes. La sociedad civil organizada por su parte debe impulsar la participación juvenil y construir jóvenes como actores sociales. Por ello, es importante implementar estrategias interinstitucionales con instancias educativas y de salud, así como autoridades municipales y comunitarias, que coadyuven a potenciar el desarrollo de los jóvenes, a producir espacios de toma de decisiones y mayor participación en el ejercicio de sus derechos económicos y sociales.