CONMEMORACIÓN DEL DÍA MUNDIAL DE LA LUCHA CONTRA EL SIDA

El 1 de Diciembre se conmemora el Día Mundial de la Lucha contra el Sida o de la respuesta ante el VIH.

¿Y a mí, en qué me puede afectar el VIH?

Escuchamos y vemos información por diversos medios sobre los miles de casos que se presentan año con año, que la epidemia sigue una tendencia a la alza y que nuevas poblaciones están siendo afectadas, otras que se han mantenido por diversas generaciones desde la llegada de la infección. Y podemos preguntarnos ¿eso qué tiene que ver conmigo? y tal vez respondernos “eso es problema de otros/as” o “a mí nunca me va a dar”.

También se escucha que ha habido avances, principalmente en la búsqueda incesante por encontrar una cura que dé mayores esperanzas de vida a las personas que tienen la infección, quienes día a día se enfrentan a retos mayores como la epidemia descontrolada de la discriminación que sufren en escuelas, lugares de trabajo, incluso en su mismas familias y comunidades, o un estigma que les es impuesto porque la mayoría de la población sigue sin conocer las únicas formas de transmisión, y su comportamiento se rige por mitos y tabúes que solo dañan la integridad, dignidad y los derechos de las personas. Cuando en realidad no representa ningún riesgo el convivir o compartir espacio y actividades con ellas.

¿Qué puedo hacer yo para contribuir a la lucha contra el VIH y sida?

La conmemoración el Día Mundial de la Lucha Contra el sida, más allá de conocer la cantidad de casos reactivos, también debe ser una oportunidad para reflexionar acerca de cómo vemos y vivimos nuestra sexualidad, cómo vemos y valoramos nuestro cuerpo, por qué sigo pensando que a mí nunca me va a pasar, si realmente me protejo, qué precauciones he tenido, cuántas veces me he expuesto, de quién es esa responsabilidad, quién me va a proteger sino uno/a mismos/a.

¡No basta saber qué es y cómo se transmite!
Necesitamos accionar y tomar la decisión de protegernos siempre; darnos cuenta que la principal acción en contra de la epidemia del VIH debe ser la prevención.
.

Reflexionemos también sobre nuestras actitudes frente a las personas con VIH o sida, cómo me sentiría yo frente a estas reacciones. Si tengo un amigo, conocido o familiar con VIH o sida, qué he hecho para que se sienta bien, cómo puedo ayudarlo o mostrar mi solidaridad.
Todos somos parte de la respuesta, juntxs podemos lograr tan anhelada del meta *90-90-90…la prevención está al alcance de nuestras manos.
Por ello, ¡usa condón! No permitamos que el VIH nos siga ganando la batalla, en nuestras manos está el poder de decisión.

Levantemos la mano y hagamos acciones por la prevención del VIH.



* La estrategia 90-90-90 tiene como objetivo que para el año 2020:
  • 90% las personas con VIH conozcan su diagnóstico,
  • 90% de personas que conocen su diagnóstico reciben tratamiento contra el VIH,
  • 90% de personas en tratamiento contra el VIH posean un nivel de carga del virus indetectable..